Buscar
  • Diego Cortijo

Un inframundo inexplorado. Proyecto GAM


Pocas veces uno tiene la oportunidad de entrar en un territorio realmente inexplorado. Y muchas menos opciones de hacerlo además descubriendo nuevos restos arqueológicos.

La península de Yucatan es uno de esos pocos lugares del mundo que por su geografía encierra grandes extensiones de territorio sin explorar, y no estamos hablando de selvas o montañas, sino territorio subterráneo. El suelo kárstico de Yucatan ha permitido la formación de miles de estructuras subterráneas, pozos naturales, que oradan toda la península. El agua fue erosionando estos complejos subterráneos, creando espectaculares cavernas y cuevas, que irrigan Yucatan en un sistema de miles de kilómetros de cuevas no exploradas.

Los cenotes son uno de los grandes retos de la exploración, un submundo solo apto para unos pocos, pues estos sistemas subterráneos además se encuentran inundados, por lo que para penetrar en sus entrañas es necesaria una dilatada experiencia en una de las actividades de más riesgo del mundo, el espeleo buceo.

Pero este difícil territorio inexplorado, tiene además un importante aliciente añadido, fueron lugares sagrados para la cultura maya y para el hombre antiguo que habitó esas tierras, eran la fuente de agua dulce más importante, eran la fuente de vida y refugio, y aquí se preservan muchos restos arqueológicos. Estos sacros lugares, de agua cristalina y entorno prístino, hoy día son uno de los lugares donde la naturaleza protege los últimos tesoros y testigos del paso de las antiguas culturas mesoamericanas.

Siempre había escuchado acerca de la exploración de cenotes, y nunca me había atrevido a traspasar esa frontera del buceo técnico.

Con la gran oportunidad de filmar el programa "La Búsqueda de Diego Cortijo" para el Canal #0 de Movistar +, el equipo de la productora 93 metros decidimos tratar de cruzar esa frontera. No solo era una aventura, no solo era realizar una actividad de riesgo, lo importante era el valor añadido de pertenecer el territorio de la icónica cultura maya, y sobre todo de ser el escenario de uno de sus grandes mitos, el inframundo maya.

Ese inframundo, relegado antaño casi al cajón de las fábulas, ha cobrado un papel importantísimo a raiz de las nuevas exploraciones. Un equipo de investigadores, comandados por el arqueólogo Guillermo de Anda, lleva años documentando, explorando, metro a metro los incontables cenotes de Yucatan, para enfrentarse a una realidad, el inframundo es muy real y tuvo un papel decisivo en los mayas.

El proyecto GRAN ACUIFERO MAYA

Con la maravillosa oportunidad que tuve de explorar junto a De Anda y su equipo pude ser consciente del potencial de una investigación que no solo está aportando importantes hallazgos acerca de los mayas, si no que incluso esa exploración subterránea les está llevando a encontrar vestigios arqueológicos mucho más antiguos, fósiles que hablan de paleofauna o de los primeros hombres que pisaron esta tierra. "Los cenotes son grandes preservadores del material" como me decía De Anda, lugares de refugio para todos los seres vivos durante los últimos periodos de cambio climático, eso hace que sean un entorno maravilloso para la investigación científica, de cualquier área. Aquí se encontró los restos de "Naia", el esqueleto humano más antiguo de Mexico, que nos sitúa allí hace 13.000 años.

Guillermo ha reunido a un equipo interdisciplinar de investigadores para la exploración de este territorio. Arqueológica, biología, ecología, antropología, turismo... todo un mundo de posibilidades de investigación de este territorio que mantiene intactas las huellas de nuestro pasado.

Apenas se han explorado unos 300 cenotes de los más de 6000 que Guillermo han estimado.

Quizás en los cenotes encontremos las claves entender a los mayas, sus ritos y sacrificios, para descubrir animales extintos y quien sabe si redefinir las migraciones del hombre en el planeta.

Qué emocionante es ser consciente de todo lo que nos queda por descubrir, restos a los que enfrentarnos, paradigmas que cambiar.


97 vistas

                                                                                                                                      ©Diego Cortijo

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now